Héroes de la salud

El personal de salud ha salvado innumerables vidas durante estos tiempos difíciles y lastimosamente muchos de ellos han fallecido. A todos ellos: gracias. Gracias por ocupar horas sin descanso trabajando cuidando la salud de los pacientes. Gracias por hacer hasta lo último posible por salvar vidas. Y gracias por poner en riesgo tu vida por salvar la de alguien más.

El personal de salud engloba un sin número de profesionales y el no mencionar a cada uno de ellos sería un error. Por ello, todo aquel que trabaja en un hospital, instituto, universidad o laboratorio, ya sea atendiendo pacientes, diagnosticando, o investigando para ganar esta batalla, debe seguir con ese ánimo día tras día, que aunque no lo escuchen frecuentemente, todos estamos agradecidos con su labor y esfuerzo.

El esfuerzo que conlleva su profesión no es solo uno. Durante una pandemia como esta, el personal de salud tiene que enfrentar muchos retos diariamente. El aumento de casos conlleva a que hayan menos insumos en los hospitales, menos camas para aquellos pacientes que requieren hospitalización o cuidados intensivos… ¿Cómo proporcionar la mejor atención posible si no tienen lo necesario para hacerlo? Es por eso que su esfuerzo vale por dos, tres, e infinito. Estar en la primera línea de batalla contra un virus tan contagioso no es sencillo, y es menos sencillo cuando llegas a un punto donde tienes que tomar una decisión drástica entre quien tiene más posibilidades de vivir y quien no.

Por otro lado, el personal de salud tiene altas probabilidades de contagiarse por el simple hecho de trabajar en contacto con tantos pacientes y muestras. Un hecho que no solo pone en riesgo su vida, sino también la de su familia y seres queridos. Un riesgo que muchos deciden tomar por vocación y amor al prójimo. Desafortunamente, muchos de ellos también han perdido la batalla. Hay reportes de miles de muertes de trabajadores de la salud a nivel mundial y varios cientos de contagiados a nivel de países. Pierden la vida mientras estaban salvando muchas más. Solo queda agradecerles aunque no estén con nosotros. Las vidas que han logrado salvar y siguen salvando es el mejor legado de cada trabajador de la salud.

Entonces ¿cómo ayudarles en su lucha contra el virus? He leído de varias empresas que hacen donaciones de insumos; además de personas que donan mascarillas y equipos de protección personal hechas a mano. Una manera muy simple de ayudarles es evitando el contagio del virus y, si estás infectado, evitando la transmisión a otras personas. Ellos son la primera línea contra el virus, pero también se agotan. Si evitamos que el sistema de salud se congestione y por lo tanto el personal de salud fuera capaz de dar la mejor atención posible a cada paciente enfermo, entonces les ayudaríamos no solo a lograr esto, sino también a evitar su cansancio y estrés psicológico que conlleva atender pacientes en tiempos de pandemia. Es decir, con usar una mascarilla, lavarse las manos frecuentemente y mantener el distanciamiento social, apoyaríamos al personal de salud. De igual forma, siguiendo estas medidas preventivas también serán beneficiados tu salud, la de tu familia y seres queridos, y la de tu comunidad.

Finalmente, sé agradecido. Aunque todas las profesiones son importantes siempre, hoy, durante esta pandemia de COVID-19, los profesionales de la salud son los héroes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s